iQtec-viseras-Hospital-Ramon-y-Caja_20200419-075801_1

Hoy ha sido un día tranquilo. Los fines de semana suelen serlo, pero hemos tenido algunas batallas con las impresoras que se van desajustando de tanto trabajar.

Un apriete por aquí, un cambio de inyector por allá, montar alguna rueda nueva y siguen sacando viseras: alcanzamos las 3567 hoy. La verdad es que nos sorprende lo bien que están aguantando este ritmo, desde las 7 de la mañana hasta las 2.30 de la mañana, los siete días de la semana están sin apenas parar.

Nuestro amigo Pedro ha hecho un largo camino para recoger 200 viseras que distribuirá a residencias y farmacias del noroeste de Madrid. De hecho, nos han mandado alguna foto de farmacias donde ya ha entregado algunas.

También nos han mandado otra del Hospital Ramón y Cajal. ¡No dejamos de alegrarnos de verlas en uso!

Pero la noticia que más alegría da hoy es que, dentro de unos días, los más pequeños van por fin a poder salir un poco a la calle. Es un pequeño gran paso hacia la normalidad y un enorme alivio para todas las familias con niños que han tenido que ingeniarse para pasar estas semanas entre las cuatro paredes de sus casas.